Artículo

"Rock Dog": el mastín que soñaba con ser estrella del rock

Conversamos con Ash Brannon, director de la película animada que se estrenará este 23 de febrero.

Ash Brannon cree en los sueños. Cuando era niño, dice en conversación con Noticias-Ya.com, disfrutó de muchas de las cintas animadas de Disney. Entre ellas, Dumbo.

La historia del pequeño elefante que podía volar usando sus grandes orejas lo impresionó tanto que soñó con filmar algún día una historia parecida. En 1999, codirigió “Toy Story 2”, junto a Lee Unkrich y John Lasseter y ahora nos trae su nueva cinta “Rock Dog”, otro ensayo animado sobre la superación que llega a los cines este 23 de febrero.

“Me encantan las historias sobre personajes que buscan cumplir un sueño. Dumbo, uno de mis favoritos, está en esa situación al comienzo”, dice el realizador.

Similitudes aparte, “Rock Dog” narra la historia de Bodi (Luke Wilson), un mastín tibetano a punto de heredar el oficio de su padre: el de guardián de un grupo de ovejas amantes de la diversión. Bodi teme no tener la misma pasión que su progenitor, Khampa (J. K. Simmons), quien espera mucho de él.

Todo cambia cuando un día, una radio cae del cielo y Bodi oye una canción de una conocida leyenda de la música, Angus Scattergood (Eddie Izzard). La canción inmediatamente toca su corazón y es ahí que él descubre su verdadero sueño: ser una estrella de rock.

Para lograrlo, Bodi se marcha a la gran ciudad, donde atrae la atención de Linnux (Lewis Black), líder de una manada de lobos hambrientos y enemigo de su padre. Linnux cree que Bodi es su boleto para entrar al pueblo y apoderarse de las ovejas. Ahora, Bodi deberá luchar por su sueño sin renunciar a salvar a su familia.

“Nos tomó cerca de tres años hacer este proyecto”, afirma el director.

“Es impresionante cómo la tecnología permite hoy hacer películas de alta calidad a menor costo. Esto representa una buena oportunidad para el cine independiente en general”, comenta.

¿Basta ser perseverante para tener éxito?, le preguntamos. “No. También hace falta talento. Pero es un ingrediente importante”, agrega.

“Rock Dog” nació como una adaptación de la novela gráfica “Tibetan Rock Dog”, publicada en el 2009 por la estrella del rock chino Zheng Jun. Jun es conocido por su versión en mandarín de la canción “Yellow”, de la banda Coldplay. Tras publicar su novela, Jun fundó la compañía Mandoo Pictures con el objetivo de adaptar su obra.

La tarea requería de un experto en estas lides. Ese hombre era Ash Brannon.

“La historia de Jun es muy similar a la de Bodi. Él escuchó un día a Bruce Springsteen y decidió dedicarse a la música. Nosotros quisimos mostrar eso en la película: que alcanzar tus sueños no solo te cambia a ti, sino a todos a tu alrededor”, dice Brannon.

Con una inversión promedio de 58 millones de dólares, “Rock Dog” se convierte en el primer largometraje de origen chino diseñado para conquistar tanto a la audiencia oriental como la occidental.

La punta de lanza es su excelente reparto. Aparte de los ya mencionados, también actúan Sam Elliott (“El gran Lebowski”) como el sabio Fleetwood Yak, Matt Dillon (“Crash”) como el guitarrista Trey, Kenan Thompson (“Los pitufos”) como Riff, entre otros.

¿Cómo lidió Brannon con tantas estrellas en el set? “Hicimos que todos grabaran juntos en la misma habitación, y si bien nos ceñimos al guion, tratamos de darle un espacio a la improvisación”, acota Brannon. Un lujo que pueden darse los expertos en este oficio.

Date: 

De Sábado, Febrero 18, 2017 - 14:30 hasta Martes, Febrero 28, 2017 - 14:30