Artículo

10 motivos del por qué ellos prefieren estar debajo de tu cuerpo

Cuando las mujeres tomamos el control del acto sexual a los hombres les encanta. Aunque no lo creas, ellos prefieren sentir tu poder y fuerza. Con esta posición tu chico tendrá mayor acercamiento a lugares de tu cuerpo que normalmente no pueden llegar.

Para ellos, verte en tu totalidad los hace disfrutar más del sexo, sentir tu cuerpo sobre el suyo es tremendamente excitante, sin contar que le podrás hacer sexo oral con comodidad. Para tu chico el que estés sobre él le da la libertad de sentir con tranquilidad el sexo, y tú podrás tener el poder de llegar a un orgasmo.

Los hombres adoran ver esa expresión cuando llegas a un orgasmo, esa que a veces ocultas cuando estas debajo, y es que estar sobre él no solo es darte poder ante el placer sino, que puedes darte el gusto de volverlo loco con cada movimiento.

1. Estás especialmente sexy y le encanta verte así: Es una visión única que se vuelve más hot cuando empiezas a retorcerte y gemir. No se pone tan a tono cuando les besas en el cuello o le arañas la espalda durante el misionero.

2. Es como un pequeño show privado: Y le da la oportunidad de “recargar” entre el flirteo y el acto sexual en sí. Si le preocupa acabar pronto, esta puede ser una buena manera de calmar los ánimos sin tener que retirarse 15 minutos al baño para solucionar el problemilla.

3. Tiene menos presión: Si te hace llegar al orgasmo ahora, se quita la presión de no conseguirlo después. Sin duda, dos orgasmos son preferibles a uno pero como él no va a tener más que uno, no piensa que sea injusto que llegues una vez.

4. Puede pedir un favorcito: Y ese favor es, simple y llanamente, que le hagas sexo oral. No es mala técnica, ¿verdad? Para él sería la bomba que jugarais al “Simon dice” pero en plan sexual.

5. Se prepara para el subidón posterior: Es como el momento de esa canción roquera en la que esperas que suene a tope el bajo para ponerte a bailar como loca. ¿Te haces la idea, verdad? Salvo que ese subidón lo va a sentir él en su pene. Como estar justo al lado de un altavoz en un concierto de los Crystal Fighters.

6. Le pones a mil: La combinación de luces, sonidos, olores y sabores lo convierte en un volcán a punto de explotar. Entrar en tu vagina se vuelve una experiencia sobrenatural.

7. Prepara todo para el acto: Y con “todo” hablamos de que va a existir la lubricación necesaria para una penetración memorable. Lo cual es bueno.

8. Todavía te puede acariciar el pecho: La verdad es que te puede acariciar el pecho en otras posturas sexuales pero precisamente esta permite que lo haga de forma natural. Nos movemos mucho durante el sexo y es probable que tus senos queden en el olvido. Eso sí, durante el sexo oral también puede tocarte el pecho ya que la estabilidad es total…

9. No tiene que centrarse en no llegar antes que tú: Honestamente, muchas veces es complicado no empezar a entrar en la fase orgásmica y caer encima de ti como un pez fuera del agua cuando está tan cerca de llegar ambos al clímax. Cuando está debajo de ti, no tiene que preocuparse de eso.

10. Le hace sentir un dios del sexo: Se siente como Zeus en el Olimpo con la excepción de que, en vez de lanzar rayos para castigar a los mortales, él lanza orgasmos directamente a tu vagina.

Date: 

De Miércoles, Enero 13, 2016 - 16:45 hasta Miércoles, Enero 20, 2016 - 16:45