Artículo

10 cosas que puedes aprender de las películas xxx

Con una gran cantidad de contenido erótico a tu disposición, puedes hacer maravillas… ¡con tu cuerpo! No queremos que aprendas posiciones y técnicas para consentir a tu chico, no, en esta ocasión queremos que veas porno para tu beneficio.

Puedes descubrir qué te gusta en un lugar seguro y sin prejuicios. Y si tu galán no quiere intentar algo diferente, como escenas ‘sado’ y ser tu esclavo, puedes verlo primero en tu cama a solas, aprender y sacar nuevas ideas que tal vez tu chico esté dispuesto a probar.

Pero tu vida irreal de porno no tiene por qué vincularse a tu vida sexual actual. Puedes descubrir que, para tu sorpresa, te gusta mucho la idea de tener un trío pero realmente no lo estás haciendo… ¡y no tienes por qué! Tal vez algún día te animes pero por el momento has abierto una puerta de tu sexualidad que no conocías… y te gusta, así que puedes disfrutar viéndolo.

Verás cómo es el sexo ‘normal’ e irás perdiendo tus inhibiciones. Tú solamente conoces esos vídeos donde la pareja disfruta, no batallan con un condón, hacen gestos eróticos y obtienen placer sin límites, pero ahora en día hay una amplia gama de posibilidades; hay porno feminista, para principiantes, con fetiches y más. Puedes buscarlos y aprender aún más; te recomendamos el porno para chicas, es más real y definitivamente te sentirás más identificada.

Le perderás miedo a ver genitales; verás tantas formas, tamaños, texturas y anormalidades que ya no pensarás mal de ellos, al contrario, podrás apreciar más tu zona íntima ya que es única y completamente diferente a la de las demás. Si no estás cómoda con tu propia vagina y su aspecto, tal vez sea hora de que veas cómo son la de las demás.. y no, ninguna es realmente estética.

Las actrices porno gritan, gimen y hacen ruidos muy, pero muy altos. Y mientras que es algo raro e irreal… ¡funciona! Escucharte a ti misma te ayudará a excitarte aún más y a entrenar a tu cerebro de que estás sintiendo el doble de éxtasis de lo real.

El sexo en el porno no es igual que el real; al contrario, son completamente diferentes pero eso no significa que no sea posible. Verás posiciones muy extrañas y diferentes, incluso algunas te llamarán muchísimo la atención. Si esto sucede, anímate a intentarlas con tu galán un día y explotar los movimientos y las técnicas que viste en ese video erótico.

Si ellas pueden decir: “más rápido” o “más fuerte”, ¿por qué tú no? Aprende de ellas y vuélvete más exigente. No le tengas miedo a decirle a tu galán qué quieres exactamente y cómo. Tal vez ellos sean fáciles de complacer pero nosotras no y él debería tomar en cuenta esta info para desempeñarse mejor y satisfacerte al 100.

El porno nos ha hecho pensar que hay un estereotipo de chica buena que se volvió mala o chica buena que quiere nalgadas; cual sea, todas implican un cambio inocente a uno sexual o viceversa. A menos que tú quieras algo así, no es necesario llevarlo a cabo. Pero vaya que es súper excitante hacerlo, ¿no? Utiliza un escenario y vuélvete un personaje diferente.

Gracias a los videos eróticos, encontrarás nuevas formas y juguetes para masturbarte. Porque sí, hay muchas chicas (aunque no suficientes) que se atreven a explotar su sexualidad en casa y en la comodidad de su cama… o regadera. Si las chicas porno no son reales, te aseguramos que sí utilizan juguetes y técnicas de verdad.

Sólo porque estás soltera no significa que tendrás una vida sexual aburrida; sonará muy obvio pero no necesitas a un hombre para satisfacer tus necesidades. No solamente es seguro, sino que también tiene una gran variedad de temas para tener una amplia gama de orgasmos.

Date: 

De Martes, Agosto 23, 2016 - 01:00 hasta Martes, Agosto 30, 2016 - 01:00